Yucatán, hogar de dos nuevos Pueblos Mágicos

México es sinónimo de riqueza cultural, paisajes naturales de ensueño, biodiversidad, hospitalidad de excelencia y gastronomía de fama internacional. Su territorio cuenta con un centenar de hermosos sitios que, gracias a su encanto, servicios y atractivos turísticos, han sido nombrados Pueblos Mágicos.

Recientemente se agregaron nuevos sitios a la lista de Pueblos Mágicos y, entre ellos, se encuentran dos poblados pertenecientes al hermoso estado de Yucatán: Sisal y Maní. El primero se localiza en el municipio de Hunucmá en la costa noroeste de Yucatán. Para llegar es necesario atravesar una estrecha carretera rodeada por manglares. Este apacible pueblo fue el principal puerto comercial de Yucatán hasta inicios del siglo XX, su nombre en maya quiere decir “lugar donde el frío es pesado y penetrante”, su origen se remonta a la época prehispánica y su playa es considerada una de las más hermosas del estado. Ofrece la atmósfera perfecta para aquellos que buscan relajarse y disfrutar de actividades ecoturísticas ya que se encuentra rodeado por dos reservas naturales.

Por otro lado, está Maní, un tranquilo poblado ubicado al sur del estado en donde la gran mayoría de sus habitantes habla maya. Es reconocido por su importancia en la famosa Ruta de los Conventos, ya que fue la primera comunidad maya a la que llegaron misioneros franciscanos para edificar el convento de San Miguel Arcángel, el cual data del año 1549. Otro de los atractivos de este pintoresco Pueblo Mágico es el hermoso bordado tradicional y sus deliciosos platillos tradicionales, como el Poc Chuc, una de las especialidades más reconocidas de la gastronomía yucateca.

En la lista de estos nuevos Pueblos Mágicos también se encuentran hermosos sitios pertenecientes a los estados de Jalisco, Hidalgo, Campeche, Estado de México, Michoacán, San Luis Potosí, Nayarit, Oaxaca y Puebla.

Gracias a este reconocimiento especial, estos lugares se han convertido en los favoritos de turistas nacionales y extranjeros quienes buscan alejarse de las grandes ciudades para adentrarse y conocer más de cerca la rica historia e identidad de nuestro México.