Un gran museo subterráneo

 

Debajo de la superficie de la península de Yucatán, en los estados de Campeche, Yucatán y Quintana Roo, yace el Gran Acuífero Maya, una impresionante creación de la naturaleza de la cual tenemos conocimiento gracias a una importante investigación que inició hace cuatro años en México.

Uno de los descubrimientos más importantes del proyecto fue su extensión. El Gran Acuífero Maya comprende miles de kilómetros de cuevas inundadas con agua dulce. Una de sus cuevas, ubicada en el estado de Quintana Roo, se considera la cueva inundada más grande del mundo con 379 km, y es el resultado de la unión de dos sistemas de cuevas, Sac Actún y Dos Ojos.

Además de contar con la participación de especialistas en Arqueología, para lograr interpretar los descubrimientos en este sistema tan complejo, fue necesario que a la expedición se sumaran hidrogeólogos, biólogos y comunicólogos. Pues conforme avanzaban en la investigación, se fueron encontrando con sitios arqueológicos sumergidos, vestigios de la cultura maya y de la época Colonial, de animales extintos y hombres tempranos que habitaron la región.

El proyecto del Gran Acuífero Maya es la investigación subacuática de la cultura maya más grande que se ha hecho en México hasta ahora, y la evidencia señala que se trata del sitio arqueológico sumergido más grande del mundo.