2020: Año de importantes descubrimientos arqueológicos

Este año ha sido, sin duda, un auténtico reto para la humanidad, pero a pesar de las dificultades, el sector arqueológico ha tenido importantes avances. Un ejemplo de ello es el descubrimiento de 6 pirámides en el estado de Yucatán, una de las zonas de México que se caracteriza por poseer una vasta riqueza arqueológica.

En 2020, el Instituto Nacional de Antropología e Historia dio a conocer estos hallazgos en distintos yacimientos del estado. De las seis estructuras piramidales, dos se descubrieron en el municipio de Izamal, dentro de la zona arqueológica de Chaltún Há, la pirámide principal cuenta con ocho metros de altura por cien metros de longitud. La segunda estructura se descubrió al este de Yucatán, en el municipio de Tizimín dentro de la zona arqueológica de Kubulá, esta pirámide tiene seis metros de alto y 50 metros de largo; mientras que las estructuras restantes son de menor tamaño y permanecen todavía ocultas entre la selva.

Los arqueólogos del INAH involucrados en el proyecto aseguran que estos importantes hallazgos son el resultado de un minucioso trabajo de exploración y detallan que en el interior de algunas de las pirámides lograron encontrar varios objetos pertenecientes a la cultura maya, entre los que se identificaron vestigios de restos humanos, armas y artículos de cerámica.

A pesar de ser el sitio donde se hicieron estos valiosos hallazgos y haber sido objeto de investigaciones durante muchos años, la zona arqueológica de Kubulá aún no se encuentra abierta al público, por otro lado, el sitio arqueológico de Chaltún Há abrió al público en 2019 a pesar de la complejidad que representa el acceso, ya que para llegar a las ruinas es necesario atravesar por un trayecto de selva.