5 SITIOS ARQUEOLÓGICOS MAYAS QUE DEBE VISITAR

La cultura maya alcanzó su apogeo entre los años 200 y 800 d.C. creando innovadoras ciudades con grandes pirámides, templos y centros ceremoniales. Además desarrollaron único lenguaje escrito conocido completamente desarrollado de América precolombinas e hicieron increíbles avances en matemáticas, astrología y arte. Aún hoy el legado maya está vivo en las tradiciones, la historia y el progreso científico.

La arqueología moderna todavía está tratando de recuperar gran parte de la herencia maya que se ha perdido y, en algunos casos, ha sido deliberadamente destruida. Sin embargo, ya se han descubierto algunos de sus tesoros. Aquí están 5 de los sitios arqueológicos en la Península de Yucatán donde puedes ver la indiscutible grandeza de los mayas por ti mismo.

Tulum
Este sitio maya fue una vez un importante puerto y es la única ciudad amurallada descubierta en la Península de Yucatán hasta la fecha. El Castillo, el edificio principal, está construido sobre un acantilado de 12 metros con vista al increíble mar turquesa del Caribe.

Tulum es una ciudad dedicada al planeta Venus, una deidad dual evidente como la estrella de la mañana y la estrella del ocaso. El sitio incluye un observatorio desde el cual los mayas estudiaron los movimientos de los planetas. Se cree que el nombre original de la ciudad era Zama, que significa “renacimiento, amanecer”.

La espectacular historia y las vistas que ofrece Tulum son incomparables. A 45 minutos al sur de Playa del Carmen, es uno de los sitios arqueológicos más visitados e importantes de la región.

Chichén Itzá
Una de las Siete Nuevas Maravillas del Mundo, Chichén Itzá es testimonio de los avances arquitectónicos y científicos de los mayas. Chichén Itzá significa “boca del pozo de los Itzaes” (los Itzaes son un grupo de linaje étnico que dominó la política y la economía del norte de la península) y fue la ciudad más poderosa de la zona.

La ciudad de Chichén Itzá es un conjunto arquitectónico del Posclásico (1200 – 1521 d.C.). El Castillo o Templo de Kukulcán, es una espectacular estructura de nueve plataformas donde se puede presenciar el descenso del Dios Serpiente Emplumada durante los equinoccios. El cenote sagrado, un impresionante pozo de agua ubicado en la zona arqueológica, tiene más de 50 metros de diámetro con escarpados acantilados de 20 metros hasta la superficie del agua.

Cobá
Este sitio tiene la pirámide más alta de la península, Nochoch Mul (montículo grande), con 42 metros de altura. Desde la cima se aprecia una vista espectacular de los alrededores sus dos lagunas.

Cobá se encuentra a unos 90 kilómetros al este de Chichén Itzá y se cree que alguna vez tuvo unos 50.000 habitantes. La comunidad maya continúa prosperando en el área alrededor de Cobá. Comparten costumbres y tradiciones a través del turismo, dirigen talleres de artesanía y cerámica abiertos al público, un importante atractivo cultural en la Península de Yucatán.

Uxmal
Este sitio arqueológico es considerado uno de los más bellos de todo México. Sus templos datan de alrededor del año 500 a.C. y están en condiciones casi perfectas y están rodeados de leyendas, mitos y anécdotas. Uxmal se encuentra en la ruta Puuc, estilo arquitectónico característico de la región montañosa del estado de Yucatán. La Pirámide del Mago es impresionante y fue construida aprovechando la altura del terreno. Por su parte, el Palacio del Gobernador abarca más de 1200 m2.

Una de las características más llamativas de la arquitectura de Uxmal es la construcción de un sistema de pozos que servía para recolectar y conservar agua potable, lo que ayudó a transformar la ciudad en un centro político y administrativo muy importante.

Dzibanché
Este enorme asentamiento de 40 km2 se remonta al año 200 a. C. y es un excelente ejemplo del desarrollo arquitectónico y la construcción maya. Este es el asentamiento más grande e importante de la región de Río Bec de Quintana Roo. Está cubierto por gigantescas ceibas, el árbol sagrado de los mayas por lo que todavía hay estructuras parcialmente excavados.

Kinichná (Casa del Sol) formaba parte de Dzibanché a pesar de que está a varios kilómetros de distancia y cuenta con una pirámide tan grande que no puede ser captada por una cámara de cerca.

Si desea visitar estos sitios arqueológicos, su Concierge puede ayudarlo a planificar y reservar los recorridos para usted.